martes, 13 de febrero de 2018

EL GENIO DISCRETO: DANILO RAYO Y SUS OSCURAS LETRAS



Danilo Rayo es, para mí, uno de los mejores escritores nicaragüenses de esta generación y estoy seguro de no estar pecando de exagerado. 

Este enigmático caballero de porte rubendariano es un narrador completo que sabe crear atmósferas, enganchar con personajes complejos y crear giros inesperados con una maestría inigualable.

Sin embargo, ¿quién es este hombre del que te hablo? ¿Cuántos libros ha sacado? ¿Qué editorial lo respalda?

Lamentablemente no podrás leer sus libros aún.

Rayo es un genio discreto, demasiado discreto a mi parecer.

Hasta ahora no tenemos el placer de tener sus obras en físico, no vemos su nombre en las vitrinas de las librerías, ni se habla de él en el Olimpo Literario.

¿Quita eso que sea un buen escritor? ¡Para nada! Hasta deberías de agradecer que puedes leer sus cuentos sin tener que llenarle los bolsillos a una editorial... De hecho, si deseas leerlo y compartir mi entusiasmo sólo tienes que dar un hermoso click AQUÍ



LAS LETRAS OSCURAS

Como Poe, como Lovecraft, como Stephen King y otros maestros, Danilo Rayo se ha sentido seducido por el género del horror.

Sus cuentos te llevan a un mundo en el que las peores pesadillas pueden convertirse en una realidad palpable.

¿Es algo raro eso? No, al menos no para los nicaragüenses.

En nuestro país tenemos una herencia cultural que nos conecta, sin quererlo, con el mundo de las sombras. Nuestras fábulas y leyendas están pobladas de seres terribles que le acelerarían el corazón al más valiente. Desde muy niños sabemos que no es buena idea hurgar en lo desconocido y que las tinieblas silenciosas están habitadas por seres poco amables: Las traviesos duendes, los ruidosos Micos, la tétrica Carreta Nagua, los susurrantes pasos del Cadejo y la risa febril de las infernales Ceguas.

Danilo ha tomado esos elementos autóctonos y los ha incorporado a su escritura sin caer en las garras del criollismo.

Su prosa es fácil de leer, el lenguaje es límpido y el ritmo está muy bien llevado; sin embargo, sin darte cuenta, poco a poco, va generando en ti una atmósfera de temor. No sólo te va mostrando un mundo, sino que te introduce en él hasta que te lleva a un clímax que te dejará pensando al terminar el cuento.



CARACTERÍSTICAS DE ESTILO

Ya menciona la prosa fácil y el buen ritmo de los cuentos de Danilo, pero me gustaría agregar otros puntos. Uno de ellos es el perfecto dominio del diálogo. 

Mucho me sucede que no me creo los diálogos de grandes autores consagrados. Realmente, mientras leo, no siento estar viendo a dos personas reales conversando. Me pasó, sobre todo, con Julia Navarro y su "Biblia de Barro", una novela repleta de diálogos que nunca funcionan del todo.

Danilo crea personajes con personalidad -que no es algo tan sencillo de hacer- y los deja hablar para que ellos construyan el cuento y nos hagan saber lo que está pasando:

" — ¿A qué te dedicas? —le preguntó mientras se sentaba a su lado en el autobús.
— ¿Disculpa? —le dijo, tratando de componer el semblante.
— ¿A qué te dedicas?
— ¿Así es como inicias una conversación?
— Sí ¿Algún problema?
— No, ninguno. Simplemente me parece extraño que un hombre me pregunte eso así, sin más ni más"

 (Danilo Rayo, Brisa).

En este breve trozo de diálogo nada es forzado, nada es antinatural. Es una plática que podría darse en cualquier autobus, entre el tipo listillo que quiere coquetear y una mujer desprevenida.

Claro, a medida que se desarrolla el cuento uno descubre que hay mucho más de lo que se mira a simple vista, pero Danilo se va tomando su tiempo para mostrarlo.

Otro elemento que destaco en Danilo es su gran dominio del relato en primera persona. Por supuesto, él es un narrador estupendo en tercera persona, pero cuando cuenta la historia desde el Yo se vuelve todo un maestro. 

Dominando el monólogo interior nos introduce en breves pinceladas toda la psicología de su personaje:

"Yo era una chica solitaria y, después de haber perdido la atención de mis padres, en mi mundo solo había espacio para unos pocos placeres: la música y mis caminatas.   Disfrutaba caminar los sábados por la tarde para sentir el aire fresco de esa inolvidable campiña llena de colinas y bosques de abedules. Mientras caminaba, protegido mi cuerpo con una chaqueta de cuero negro, me colocaba los audífonos blancos del reproductor y me encerraba en un mundo de lamentos al ritmo de Era y Anathema"

(Danilo Rayo, Overtoun). 

Otra característica imperdible de Rayo son sus finales. Como un buen mago siempre tiene un truco bajo la manga y hacia la conclusión del relato un giro inesperado sacude al lector.

Es un genio haciendo eso como alguna vez lo fue el gran
M. Night Shyamalan cuyas películas siempre contaban con una vuelta de tuerca insospechada. Más de una vez he releído un relato de Danilo para entender la facilidad con la que me engañó.

En resumen, Rayo es:

  1. Un escritor moderno con una prosa fácil de leer.
  2. Un narrador de relatos de terror capaz de crear atmósferas lúgubres.
  3. Un creador de diálogos naturales.
  4. Un experto en el monólogo interior.
  5. Un arquitecto de finales redondos.

¿Necesitas más para leerlo?



QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE LEER:

 ¿REALMENTE SE MERECÍA TANTO ODIO "LADY OFENDIDA"?




"LA JAURÍA", POEMARIO DE RAFAEL MITRE #LiteraturaNica 

sábado, 10 de febrero de 2018

¿REALMENTE SE MERECÍA TANTO ODIO "LADY OFENDIDA"?




Creo que todos conocemos el caso.

Hace unos días se hizo viral el vídeo de la joven Valery Moraga, en el cual la chica reclamaba a un guardia de seguridad, en edad madura, y a un jovencito trabajador de la empresa McDonalds, usando fuertes palabras. ¿Qué pasó? Pues parece que el guardia había dicho adiós a la muchacha, quien lo interpretó como acoso callejero y, furiosa, decidió hacer una denuncia pública.

Ahora, lo cierto es que nunca podremos saber si el "adiós" del guardia era realmente morboso, o sólo fue la interpretación que le dio Moraga debido a circunstancias externas (ella misma explicó después que estaba pasando por una mala situación personal en el momento del hecho). 

¿Podemos tomar como falta de una persona el hecho de que sus acciones sean entendidas como negativas por otra? ¿En qué punto ponemos la línea divisoria? 

¿Qué tal si a mi vecina le produce malestar el que la vea? ¿Puedo ser declarado culpable por ello cuando cruzo miradas casuales? Y si al entrar a un lugar yo saludo -como lo he hecho desde siempre por norma de cortesía- y alguien lo interpreta como un gesto agresivo, ¿puedo ser denunciado por ello?  Son preguntas que todos tenemos qué hacernos, especialmente hoy en día, cuando se alienta una hipersensibilidad social pavorosa.

Pero, bueno, digamos que Valery tenía razón: El hecho de que el guardia se mire humilde y buena onda no garantiza su inocencia.

Lo cierto es que nunca podremos saber quién dice la verdad en este asunto porque para saberlo hubiera sido necesario estar ahí, en ese momento, pero el vídeo de Valery se da mucho tiempo después.


Sin embargo, he de decirlo: Yo le creo a Valery. 

Sí, le creo que se sintió ofendida por el adiós del guardia. Sí creo en ella porque en nuestro país el acoso callejero es un fastidio constante para las mujeres y una verguenza para los varones que no practicamos esa conducta.

Entonces, ¿qué diablos pasó? ¿Cómo rayos es que todo el mundo ataca a Valery olvidando su denuncia? Creo que es muy simplista decir que somos una sociedad machista y que la atacamos por ser mujer. No, quizás el machismo sí sea un factor, pero creo que hay mucho más en esto.

Creo que la gente ha atacado a Valery porque reflejó lo vulnerable que estamos todos ante todos. Es decir, piénsalo. Si una persona graba un vídeo acerca de mí, o me calumnia en las redes sociales, ¿qué puedo hacer yo para evitarlo? ¿cómo podría limpiar mi nombre si basta sólo la acusación para que mi reputación quede por el suelo? ¿qué pudo hacer el guardia? ¿qué podrías hacer tú?

Valery decidió usar el arma de las redes sociales y, aunque a ella le estalló en la cara, ¿cuántas buenas reputaciones no se han visto manchadas por injustas calumnias? (Lo que no quiere decir, claro está, que la denuncia de Moraga fuera injusta o calumniosa).

A ella le salió el tiro por la culata. En lugar de que la gente la apoyara se volvió motivo de memes, chistes y hasta noticias falsas. La gente le ha escrito para burlarse y se ha generado tanto odio, que no hay forma de explicarlo excepto como una especie de venganza social.

¿Es merecido el odio que se le da? No, definitivamente no. La chica pudo ser más asertiva, sí, pero ¿quién no se ha enojado y estallado sin medirse las palabras? Además, es verdad que no pudo dar ninguna evidencia de lo que pasó pero, ¿cómo iba a poder darla? Lo que pasó en ese estacionamiento de McDonalds sólo lo saben ella y el guardia.

Esto es triste: Le hemos hecho un terrible daño a esas mujeres que también pensaban en denunciar hechos de acoso. ¿Quién querría denunciar un crimen real si el resultado bien podría ser el convertirse en un nuevo meme?

Dicen que Valery incluso ha pensado en el suicidio. Espero que sólo sea otra noticia falsa para darle chile al asunto... ¡Sería triste que una joven perdiera la vida por una estupidez como esta!

De todo este confuso barullo sólo hay una lección que podría sacar y es que las redes sociales son peligrosas e impredecibles. 

La mayoría del tiempo las redes nos mantienen como ovejas de rebaño, pero, en ocasiones especiales, también nos transforman en una manada de lobos crueles, y cuando ello sucede no hay quién lo detenga.

Si eso no te preocupa en nada, bien por ti: 

Esperemos que la próxima manada no se dirija a tu puerta.








martes, 6 de febrero de 2018

"Más Allá de la Fantasía" libro de Juan Centeno #LiteraturaNica



El libro del escritor y cantautor leonés, Juan Centeno, tiene bien puesto el título. Claro, pudo haberse llamado de otra manera. El autor pudo haberle puesto "Cuentos Fantásticos", o "Relatos de Amor y Muerte", o cualquier otro nombre posible.

No obstante, el título te pone a pensar: ¿Exactamente qué es lo que está más allá de la Fantasía? Juan Centeno nos invita a preguntárnoslo , sin embargo la respuesta que él nos da no es la metafísica o la consciencia cuántica, o cualquier cosa New Age.

Juan Centeno nos devuelve a la realidad, pero una realidad ya purificada de su mezquindad, depurada de su horror mediocre, iluminada por el milagro.

Sí, podríamos decir que más allá de la fantasía hay un realismo mágico, una combinación inesperada de sueño y vigilia, y basta leer los cuentos para comprender que se combinan ambos elementos de manera perfecta.

El realismo de Juan Centeno se manifiesta en su prosa fácil de leer y en su narrativa límpida que nos presenta personajes que podríamos encontrarnos en la calle y escenarios fácilmente identificables para la mayoría de los latinoamericanos. Pero de pronto pasa algo, la realidad hace un click y entra a escena un hecho extraordinario -quizás no siempre sobrenatural, pero definitivamente fuera de lo común.

Las historias hablan de la muerte. La muerte en el primer cuento encuentra su reflejo en la muerte del último, haciendo que todo el tomo tenga cierto aire lúgubre. Es inevitable: Casi en cada relato le veremos la cara, o al menos adivinaremos la silueta, del viejo Thanatos.

Y sin embargo, también son cuentos de amor y sexo.

No hay relato en donde no se hable del amor, de la pasión, de la obsesión, del deseo de poseer y ser poseído por ese diablillo burlón que juega con todos, como el Puck de Sueño de una Noche de Verano (incluso el divino Cupido termina siendo un personaje en la obra).

Es un libro increíble y yo incluso he elegido mi propio top 7 de los relatos de Juan Centeno:


Puesto 7: ADEFESIO. Breve relato de un solo párrafo que nos narra el encuentro entre un anciano y una bella dama de compañía.

Puesto 6: VEINTE AÑOS DESPUÉS. Relato maravilloso en el que un doctor se encuentra una tentadora propuesta de parte de una bella joven conocida. Es delicioso el debate ético y el preguntarse: ¿qué hubiera hecho yo?

Puesto 5. EL ÁNGEL QUE CAYÓ EN MI CASA. Bellísimo, en un tono confesional, nos narra las fantasías de un hombre ante una agraciada visitante.

Puesto 4: AMOR POR CORRESPONDENCIA. Un cuento tierno, que me trae recuerdos de mi propia adolescencia.

Puesto 3: FUGA DE SAN JOAQUÍN. Un grupo de reos se distrae de su elaborado plan de escape al colarse en el pabellón de mujeres y descubrir que siempre el amor nos roba la libertad.

Puesto 2: MÁS ALLÁ DE LA FANTASÍA: Primer pieza del libro, escrita en una prosa magistral, con un personaje con el que es fácil identificarse y un final maravilloso pero complejo.

Puesto 1: EL TERCER BOTÓN: Por la técnica, creo que el cuento del puesto 2 es mejor que éste, pero es que la historia que narra me encantó. Un maestro viaja fuera del país y conoce una mujer que trastorna sus sentidos. El amor aflora, escribe algo para ella, luego... No, es mejor que el lector lo descubra. ¡El final es triste y, a la vez, bello!


No puedo más que cerrar este comentario, citando a Luis Alberto Tercero:

"Estamos ante un narrador leonés de lectura obligada".



QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE LEER:





lunes, 5 de febrero de 2018

"LA JAURÍA", POEMARIO DE RAFAEL MITRE #LiteraturaNica




Tengo una deuda pendiente con Rafael Mitre desde la luminosa tarde de septiembre en que me regaló su poemario "La Jauría" y tras una hora de lectura me decidí a escribir sobre él.



Sin embargo me he detenido por meses.



No quiero repetir los vacíos halagos y los perezosos eufemismos con que generalmente se agasaja (y muy mal) a los poetas. Claro podría llenar una página de clichés como "es un poemario rompedor que nos trae una nueva visión del mundo", "sus poemas son piezas magistrales" o uno de los peores elogios posibles: "es un autor que ama las letras" (lo que en última instancia no significa nada porque no me parece posible que haya un autor que no ame las letras, de una manera o de otra).



Así que quise, primero, quitarme de encima esos odiosos clichés y acercarme al libro con los ojos limpios, pero ese proceso me tomó más de lo que esperaba.



Primera cosa que quiero destacar: Mitre es un poeta, un verdadero poeta.  No es el tipo que se sienta a la computadora y escribe un párrafo psicótico hablando de cualquier tontería y luego lo corta en reglones para que parezca poema. No, tal y como lo hizo notar Henry Petrie, se siente que sus poemas han sido trabajados, que ha buscado la palabra exacta, el adjetivo correcto, la metáfora idónea. 



No hay poemas improvisados en La Jauría, y eso es de agradecer en esta época de poemas express.



Hay un poema de la plaquette que me encanta con su simpleza difícil y por la calidad de sus versos, un texto corto pero que, en mi opinión, es fantástico. Dice así:


POEMA BURDO CON JAURÍA LEJANA:

De los autobuses cojo senos
como frutos que caen de un árbol,
y en brazos los llevo hacia mi cama
donde escojo los de ella.

No importa ya el zoo de su desdén
ni la tristeza con que mojaban
las luminarias del boulevard.

Caspa son los días
en que tuvo que alimentarla mi dolor,
mi dolor
que al repetirse pierde el brío.

Cada mañana le doy los buenos días
a las bragas estrechas 
que estrangulaban sus nalgas.




Este es un poema fantástico. Nos habla de la soledad de un hombre que ha perdido a su amor de manera intempestiva (oye, que si no ha sido intempestiva, ¿cómo es que se ha dejado las bragas?). No quisiera destriparlo parte por parte, para dejarle al lector la dicha de su propia interpretación, pero yo me creo toda una película en la cabeza cada vez que lo leo.


Otro texto rico:


Un minuto de silencio por mi alma,
aprendí a amarla
¡sobadme el corazón!


Así que, de La Jauría, me atrevo a definir cinco características fascinantes:



1-. Uso perfecto de las imágenes visuales sorprendentes.



"De los autobuses cojo senos
como frutos que caen de un árbol"

2-. Economía de las palabras: elección de los términos concretos y precisos.

3-. Metáforas inesperadas y comparaciones extraordinarias y, a la vez, cotidianas y familiares.


"Caspa son los días
en que tuvo que alimentarla mi dolor"

"El zoo de su desdén"


4-. Los poemas no tienen rima, pero respetan un ritmo interno, una armonía ideal como la que teorizó Darío y llevó a la práctica Neruda y Borges.




5-. Las temáticas del dolor, el abandono, el miedo y la muerte es una constante obsesiva como lo han hecho notar el ya nombrado Petrie y el peruano Walter Lingan, aunque una personalidad como la de Mitre no deja de poner sus guiños sarcásticos por aquí y allá.


Definitivamente, un libro que vale la pena leer y disfrutar.


NOTA: Rafael Mitre es el seudónimo de Erick Rafael Benavente Zeledón, nacido en Matagalpa, Nicaragua, y es hoy por hoy uno de los grandes referentes literarios de esta ciudad.


QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE LEER:

"Cuando veas millones de muertos sin boca": El lúgubre poema de Charles Sorley

LA PERSEGUIDORA de Maynor Xavier Cruz, comentario impreciso.






martes, 5 de diciembre de 2017

10 ESTUPENDAS FRASES DE GANDHI



Mahatma Gandhi (1869 - 1948) fue uno de los pensadores y escritores más influyentes del siglo pasado. Pacifista por excelencia, alentó la primera revolución no violenta del mundo y creo métodos de cambio social que no implicaban lastimar a otras personas, como la huelga de hambre o la desobediencia civil.

En una época en que la India estaba sometida al control férreo del Imperio Británico, Gandhi dirigió un movimiento de resistencia que desembocó en la independencia de este pobre pueblo.

Lamentablemente, en su libertad, la gente hindú no pudo seguir las enseñanzas de su amado Bápu (Padre). Apenas se vieron sin el control inglés se desató una cruda matanza entre los bandos hindues y musulmanes.

Apenado, Gandhi trató de detener el baño de sangre defendiendo a los musulmanes en territorio indio por lo que fue vilmente asesinado por un fanático nacionalista.

Esta tarde quiero compartir contigo 10 estupendas frases de este gran hombre:

1-. Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también yo he de tolerar los defectos del mundo.

2-.  Un cobarde es incapaz de mostrar amor; hacerlo está reservado para los valientes.

3-.  Llamar a la mujer el sexo débil es una calumnia, es la injusticia del hombre hacia la mujer. Si por fuerza se entiende la fuerza bruta, entonces, en verdad, la mujer es menos brutal que el hombre. Si por fuerza se entiende el poder moral, entonces la mujer es inmensamente superior.

4-.  Un error no se convierte en verdad por el hecho de que todo el mundo crea en él.

5-.  Me opongo a la violencia, porque cuando parece causar el bien éste sólo es temporal, el mal que causa es permanente.

6-.  Un minuto que pasa es irrecuperable. Conociendo esto, ¿cómo podemos malgastar tantas horas?

7-.  Ganamos justicia más rápidamente si hacemos justicia a la parte contraria.

8-.  No hay camino para la paz, la paz es el camino.

9-.  Lo que se obtiene con violencia, solamente se puede mantener con violencia.


Y finalmente una frase que es bueno recordar en nuestra sufrida Latinoamérica, tan plagada de gobiernos corruptos y totalitarios:

10-. Recordad que a lo largo de la historia, siempre ha habido tiranos y asesinos, y por un tiempo, han parecido invencibles. Pero siempre han acabado cayendo. Siempre.



 QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE LEER:

SIETE FRASES TERRIBLEMENTE RIDÍCULAS DE BILL GATES

¿ES DONALD TRUMP EL ANTICRISTO?

domingo, 3 de diciembre de 2017

"Cuando veas millones de muertos sin boca": El lúgubre poema de Charles Sorley


Charles Sorley (1895- 1915) fue un poeta extraordinario de inicios del siglo XX que tristemente no logró publicar ni siquiera un libro.

Luego de morir en una de las tantas estúpidas guerras de la raza humana se publicó una edición postuma de sus poemas que logró conquistar al mundo, entre ellos éste, "Cuando veas millones de muertos sin boca", que es una obra lúgubre, gris e inquietante.

Para Sorley (igual que lo era para los griegos) los muertos son como sombras que se arrastran, son simples figuras sin consciencia que no oyen, ven o sienten. 

El poema era rompedor en aquel entonces porque toda la poesía de la época reflejaba el estado de los muertos como algo paradisíaco, o se miraba el Más Allá como un lugar de reencuentros con seres amados que habían partido. Para Sorley, sin embargo, la muerte da un panorama desolador que no me parece preferible a la aniquilación total.

El verso final, en el que expresa que la muerte se ha adueñado de los rostros de nuestros ancestros, me parece tan bello como tenebroso.

He aquí este poema casi desconocido, traducido pobremente de la perfección clásica del original.


CUANDO VEAS MILLONES DE MUERTOS SIN BOCA

Cuando veas millones de muertos sin boca
cruzando tus sueños en pálidos batallones, ve,
no pronuncies suaves palabras como los otros hombres,
recuérdalo *. No necesitas hacerlo.
No los alabes, ¿cómo pueden saber, los sordos,
que sobre sus cabezas cortadas no se acumulan maldiciones?
Tampoco lágrimas. Sus ciegos ojos no ven fluir tu llanto,
ni honor; es fácil estar muerto.
Sólo di esto: "Ellos están muertos" y luego agrega:
"sin embargo, ya otros mejores han muerto antes".
Entonces, observando la multitud agitada, deberías
percibir un rostro que has amado hasta ahora,
un fantasma. Nadie usa el rostro que una vez conociste.
La Gran Muerte los ha hecho suyos para siempre.


ORIGINAL:

When you see millions of the mouthless dead
Across your dreams in pale battalions go,
Say not soft things as other men have said,
That you’ll remember. For you need not so.
Give them not praise. For, deaf, how should they know
It is not curses heaped on each gashed head?
Nor tears. Their blind eyes see not your tears flow.
Nor honour. It is easy to be dead.
Say only this, ‘They are dead.’ Then add thereto,
‘Yet many a better one has died before.’
Then, scanning all the o’ercrowded mass, should you
Perceive one face that you loved heretofore,
It is a spook. None wears the face you knew.
Great death has made all his for evermore.

NOTA: Sé que traduje "that you´ll remember" como "recuérdalo", cuando literalmente es "eso lo recordarás". Sentí que quedaba mejor con el ritmo del poema en español y tomando en cuenta la cantidad de licencias que me tomé creo que una más no causará mayores problemas. Mi único propósito es honrar al gran Sorley.


QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE LEER:

ENTRE LOS LÍMITES DE LA REALIDAD: LA POESÍA DE CRISTAL ESPINOZA GAITÁN

JAURÍA II de Rafael Mitre (Poema y Valoración Personal)


viernes, 1 de diciembre de 2017

LA MUJER QUE ESPERABA EN LA LLUVIA



Estaba sentada en una banca del parque, bajo el torrencial impacto de la lluvia, completamente empapada y con la mirada perdida.

Era bella.

No tendría más de veinte años y tenía un aura de sensualidad que se acentuaba con el vestido pegado a su silueta perfecta. Su rostro fino descansaba sobre sus manos mientras el viento agitaba su cabellera negra.

-¿Crees que espere a alguien? -le dije a Rodrigo.

-Ninguna mujer en sus cabales espera a nadie bajo la lluvia -replicó mi compañero.

Yo la seguí observando desde el cristal de la ventana y me embargó la profunda certidumbre de que tenía que ir a hablarle.

-Quizás se espera a sí misma -le dije a Rodrigo.

Él no me respondió. Creo que se encogió de hombros pero no lo recuerdo bien. Aquella era una tarde aburrida y lo único que hacíamos en la oficina era vegetar a la espera de que dieran las 5 en el reloj, mientras mirábamos a la hermosa chica que se mojaba en la lluvia.

-Iré -le dije a Rodrigo.

-¿Qué vas a hacer? 

-Voy a hablarle.

-¿Te has vuelto loco?

No me digné a replicarle. Me puse mi abrigo y bajé la escaleras a toda prisa, sintiendo que la mujer que esperaba en la lluvia me estaba esperando a mí.

Llegué a la puerta, le di un empujón y salí al desamparo de la tormenta.

Atravesé la calle casi corriendo y me planté frente a ella con el corazón agitado por el miedo.

-Hola -le dije.

Ella me miró a los ojos y sonrió con cierto desgano mientras pasaba una mano por su cabellera húmeda.

-¿Por qué tardaste tanto? -me dijo.


QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE LEER:

SU ROSTRO

SANGRE EN LA SELVA (Relato)