martes, 27 de marzo de 2018

LA MANZANA DE EVA Y LA CAJA DE PANDORA: SEMEJANZAS Y DIFERENCIAS


En Génesis, capítulo uno, versículo veintisiete, comienza la historia de Eva. 

Según la historia, ella es formada de la costilla de Adán, para ser la compañera de éste, su "ayuda idónea", y les fue mandado a ambos que fructificaran y llenaran la Tierra.

Su nombre hebreo, Eva, significa “madre de los vivientes” y “dadora de vida”. Esto es algo que se repite en muchos mitos antiguos: ¡Los seres humanos siempre buscamos una madre!

El problema acá es que esta madre cometió un error fatal.

Dios le ordenó a la pareja de humanos que no comiera del fruto del árbol que estaba en el centro del paradisíaco jardín del Edén, sin embargo Eva lo come, por insistencia de Satanás (quién se había disfrazado de serpiente), y desde ese momento una maldición cae sobre todo el género humano. Una maldición de muerte, trabajo, fatiga y dolor: El pecado original.




SEMEJANZAS Y DIFERENCIAS CON PANDORA


Es curioso como la esencia de esta historia se reproduce con casi total fidelidad en el mundo griego, en la leyenda de la creación de Pandora, la primera mujer, creada por Zeus con el apoyo de Hermes y Afrodita.

Sólo que, en este caso, Zeus hace a la mujer deliberadamente malvada. Le da una caja con todas desgracias posibles y le ordena no abrirla, cosa que el mismo Zeus sabe que ella hará (de hecho, lo espera, ya que es parte de su plan para castigar a los seres humanos por haber robado el fuego).

Por supuesto, Pandora abre la caja, y las desgracias caen como maldición sobre todos los seres humanos.

Acá radica una diferencia notable: Eva no parece ser malvada y Dios no parece desear que se le desobedezca. Sin embargo, el resultado en Génesis es el mismo. Las desgracias son lanzadas al género humano y, durante siglos, se culpará a las mujeres: los griegos a Pandora y los judíos a Eva.

Los hombres tomarán estos símbolos para desconfiar de sus compañeras. 

Ellos las verán como las madres de las que pueden obtener amor y odio, felicidad y desgracias, vida y muerte... ¡Convirtiendo a la mujer, durante los siglos siguientes, en un objeto de deseo y de temor!



QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE LEER:

 





lunes, 26 de marzo de 2018

LILLITH: LA PRIMERA ESPOSA DE ADÁN (QUE SE REBELÓ CONTRA DIOS)





Lillith es el nombre que se le da a una poderosa criatura de la mitología judía.

Su origen parece ser mesopotámico y deriva de un demonio principal, denominado "Lilu". Su nombre viene de la palabra lil que significa “viento, aire, espíritu”, por lo que Lillith era tenida como un demonio de las tempestades y los vientos huracanados.


Los israelitas, exiliados de Babilonia, conocerían muy bien a dicho demonio, confundiendo su nombre, Lillith, con el de una palabra hebrea que sonaba muy parecida, lái-lah, que significa “noche”. Es por estas razones que Lillith es retratada, por diversas leyendas, como señora de los vientos, pero también como una encarnación de la noche y su misterio terrible.

Por lo demás, bien podemos asegurar que estamos, si no ante el primero, al menos ante uno de los demonios femeninos más antiguos y poderosos que conoce la mitología humana.


Como si ello fuera poca cosa, Lillith también se las arregla para aparecer en la Biblia. En Isaías 34: 14 el profeta escribe, según la versión Biblia de Jerusalén:


“Los gatos salvajes se juntarán con hienas y un sátiro llamará al otro; también allí reposará Lillith y en él encontrará descanso”.


No obstante, otras versiones del pasaje traducen Lillith como “lechuza” o “ave nocturna”.

En vista que el término aparece una sola vez en toda la Biblia, nadie está seguro de que si el viejo profeta se refería a la demoniaca Lillith o a una simple ave rapaz nocturna.


LILLITH: LA PRIMERA ESPOSA DE ADÁN 



Si todo esto te parece extraño, espera a conocer el papel que nuestra heroína representó en el primer drama amoroso que conociera el Jardín del Edén.


Según el Génesis Rabba, (un libro del siglo V, recopilado en Palestina) Eva no existía en el sexto día de la creación. Cuando Génesis 1: 27 habla de que Dios creó al hombre y a la mujer del barro no estaba hablando de que esa mujer fuera Eva (quien luego se dice que fue creada de una costilla, y no del barro, lo que le da fuerza a esta teoría). Todo parece indicar que esta dama, creada de barro, al mismo tiempo que Adán, era, sin duda alguna, nuestra Lillith.


Pero, ¿qué pasó con Lillith? Bueno, las leyendas acerca de ella son confusas.


Según libros antiguos, escritos por israelitas, tales como el "Yalqut Reubeni", Lillith no estaba convencida de su posición como hembra sumisa a Adán… ¡Sobre todo, en lo referente al sexo!


La leyenda dice que Lillith era rebelde y que en el instante de tener relaciones sexuales ella se negaba a ser poseída, estando Adán sobre ella. No quería estar debajo de su marido ya que consideraba que, al ser creada igual a él, no debía aceptar tal humillación.


Adán no fue flexible y trató de obligar a Lillith a yacer debajo de él, pero la mujer desobedeció, le dio un empujón a su marido, pronunció el nombre mágico de Dios y voló por los aires, convertida en una ráfaga de viento (poderes que surgen de su mismo nombre, como ya vimos).


Usando sus atmosféricos poderes, Lillith llegó a orillas del Mar Rojo, en donde se entregó a la lujuria de multitud de demonios, especialmente del príncipe infernal, Samael, de quien fue amante.


En su misericordia, Dios le dio a la rebelde la oportunidad de arrepentirse y alejarse de tales compañías del Averno, pero Lillith parecía preferir las caricias de Samael, a las obligaciones como esposa de Adán, así que se negó a acompañar a los tres ángeles que Jehová mandó por ella (la leyenda incluso suministra los nombres de los ángeles enviados, quienes se llamaban Snvi, Snsvi, Smnglof).


Al ver, Dios, que Lillith engendraba hijos de los demonios (unas criaturas grotescas, muy parecidas a los vampiros, llamados “lilim”) decidió maldecirla y crear de la costilla de Adán una esposa más apropiada: Eva.


Claro, Lillith no se quedó sin castigo. Cada noche, Lillith deberá parir toda clase de engendros nauseabundos y criaturas horrorosas, que serán exterminadas al amanecer por los ángeles vengadores de Dios.


¿Crees acaso que Lillith se quedaría con los brazos cruzados ante eso? Otro ser legendario quizás, pero jamás una rebelde tan encarnizada como Lillith.


Al ver que sus hijos eran exterminados por los ángeles del Cielo, recurrió a una venganza espeluznante contra los hijos de su rival, Eva: el infanticidio. 

Desde entonces, ella recorría los hogares buscando bebés de menos de ocho días para asesinarlos.


De ahí, claro está, brotó la costumbre de los israelitas de adornar los cuellos de sus bebés con collares con los nombres de los tres ángeles rivales de Lillith, es decir: Snvi, Snsvi, Smnglof, esto con la esperanza de que la demoniaca criatura se aparte de sus pequeños.




LILLITH: LA REBELDE


Es interesante el mito de Lillith, ya que parece ser la primera rebelde que desafía todas las normas sociales que se  le cruzan en el camino.


Es una hembra consciente de su dignidad que no planea sujetarse a su marido y que no permite ser tratada por éste como un ser inferior. Se rebela contra el sexo por obligación, contra el amor subyugado y sumiso. Se rebela contra la idea de que no se puede entregar a los demonios, y finalmente se rebela contra Dios mismo. No sólo sufre el castigo de Dios, sino que responde a la desigual lucha con una venganza inesperada y terrible. No se rinde, no retrocede, no se arrepiente.


Si no supiéramos que es un ser maligno, incluso, bien podríamos llegar a admirarla: ¡Lillith la indomable, Lillith la inquebrantable, Lillith la señora de la noche y la tormenta!


Será un demonio tan tenaz que seguirá provocando espanto incluso en la edad medieval, cuando se mueva en la oscuridad del mito, insensible a las cruces que se le interpongan en el camino.


No es difícil darse cuenta de que Lillith es todo lo contrario de Eva, quien acepta su rol y acompaña a su marido en el bienestar y la desgracia. Si Eva comete un pecado ha sido por error o engaño, nunca porque desee hacerlo. Lillith, por su lado, si peca lo ha hecho de forma consciente, ella ha tomado la decisión de pecar y desobedecer, aunque esto le traiga toda una avalancha de desdichas.


Es por eso que el mito de Lillith sigue siendo un arquetipo tan poderoso: Es una imagen del Ánima que nos recuerda la naturaleza reaccionaria y anárquica de las mujeres. Será el símbolo del miedo del hombre de encontrar a una mujer que no logre someter ni sojuzgar: ¡El miedo eterno hacia la mujer libre!



QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE LEER: 



martes, 13 de febrero de 2018

EL GENIO DISCRETO: DANILO RAYO Y SUS OSCURAS LETRAS



Danilo Rayo es, para mí, uno de los mejores escritores nicaragüenses de esta generación y estoy seguro de no estar pecando de exagerado. 

Este enigmático caballero de porte rubendariano es un narrador completo que sabe crear atmósferas, enganchar con personajes complejos y crear giros inesperados con una maestría inigualable.

Sin embargo, ¿quién es este hombre del que te hablo? ¿Cuántos libros ha sacado? ¿Qué editorial lo respalda?

Lamentablemente no podrás leer sus libros aún.

Rayo es un genio discreto, demasiado discreto a mi parecer.

Hasta ahora no tenemos el placer de tener sus obras en físico, no vemos su nombre en las vitrinas de las librerías, ni se habla de él en el Olimpo Literario.

¿Quita eso que sea un buen escritor? ¡Para nada! Hasta deberías de agradecer que puedes leer sus cuentos sin tener que llenarle los bolsillos a una editorial... De hecho, si deseas leerlo y compartir mi entusiasmo sólo tienes que dar un hermoso click AQUÍ



LAS LETRAS OSCURAS

Como Poe, como Lovecraft, como Stephen King y otros maestros, Danilo Rayo se ha sentido seducido por el género del horror.

Sus cuentos te llevan a un mundo en el que las peores pesadillas pueden convertirse en una realidad palpable.

¿Es algo raro eso? No, al menos no para los nicaragüenses.

En nuestro país tenemos una herencia cultural que nos conecta, sin quererlo, con el mundo de las sombras. Nuestras fábulas y leyendas están pobladas de seres terribles que le acelerarían el corazón al más valiente. Desde muy niños sabemos que no es buena idea hurgar en lo desconocido y que las tinieblas silenciosas están habitadas por seres poco amables: Las traviesos duendes, los ruidosos Micos, la tétrica Carreta Nagua, los susurrantes pasos del Cadejo y la risa febril de las infernales Ceguas.

Danilo ha tomado esos elementos autóctonos y los ha incorporado a su escritura sin caer en las garras del criollismo.

Su prosa es fácil de leer, el lenguaje es límpido y el ritmo está muy bien llevado; sin embargo, sin darte cuenta, poco a poco, va generando en ti una atmósfera de temor. No sólo te va mostrando un mundo, sino que te introduce en él hasta que te lleva a un clímax que te dejará pensando al terminar el cuento.



CARACTERÍSTICAS DE ESTILO

Ya menciona la prosa fácil y el buen ritmo de los cuentos de Danilo, pero me gustaría agregar otros puntos. Uno de ellos es el perfecto dominio del diálogo. 

Mucho me sucede que no me creo los diálogos de grandes autores consagrados. Realmente, mientras leo, no siento estar viendo a dos personas reales conversando. Me pasó, sobre todo, con Julia Navarro y su "Biblia de Barro", una novela repleta de diálogos que nunca funcionan del todo.

Danilo crea personajes con personalidad -que no es algo tan sencillo de hacer- y los deja hablar para que ellos construyan el cuento y nos hagan saber lo que está pasando:

" — ¿A qué te dedicas? —le preguntó mientras se sentaba a su lado en el autobús.
— ¿Disculpa? —le dijo, tratando de componer el semblante.
— ¿A qué te dedicas?
— ¿Así es como inicias una conversación?
— Sí ¿Algún problema?
— No, ninguno. Simplemente me parece extraño que un hombre me pregunte eso así, sin más ni más"

 (Danilo Rayo, Brisa).

En este breve trozo de diálogo nada es forzado, nada es antinatural. Es una plática que podría darse en cualquier autobus, entre el tipo listillo que quiere coquetear y una mujer desprevenida.

Claro, a medida que se desarrolla el cuento uno descubre que hay mucho más de lo que se mira a simple vista, pero Danilo se va tomando su tiempo para mostrarlo.

Otro elemento que destaco en Danilo es su gran dominio del relato en primera persona. Por supuesto, él es un narrador estupendo en tercera persona, pero cuando cuenta la historia desde el Yo se vuelve todo un maestro. 

Dominando el monólogo interior nos introduce en breves pinceladas toda la psicología de su personaje:

"Yo era una chica solitaria y, después de haber perdido la atención de mis padres, en mi mundo solo había espacio para unos pocos placeres: la música y mis caminatas.   Disfrutaba caminar los sábados por la tarde para sentir el aire fresco de esa inolvidable campiña llena de colinas y bosques de abedules. Mientras caminaba, protegido mi cuerpo con una chaqueta de cuero negro, me colocaba los audífonos blancos del reproductor y me encerraba en un mundo de lamentos al ritmo de Era y Anathema"

(Danilo Rayo, Overtoun). 

Otra característica imperdible de Rayo son sus finales. Como un buen mago siempre tiene un truco bajo la manga y hacia la conclusión del relato un giro inesperado sacude al lector.

Es un genio haciendo eso como alguna vez lo fue el gran
M. Night Shyamalan cuyas películas siempre contaban con una vuelta de tuerca insospechada. Más de una vez he releído un relato de Danilo para entender la facilidad con la que me engañó.

En resumen, Rayo es:

  1. Un escritor moderno con una prosa fácil de leer.
  2. Un narrador de relatos de terror capaz de crear atmósferas lúgubres.
  3. Un creador de diálogos naturales.
  4. Un experto en el monólogo interior.
  5. Un arquitecto de finales redondos.

¿Necesitas más para leerlo?



QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE LEER:

 ¿REALMENTE SE MERECÍA TANTO ODIO "LADY OFENDIDA"?




"LA JAURÍA", POEMARIO DE RAFAEL MITRE #LiteraturaNica 

sábado, 10 de febrero de 2018

¿REALMENTE SE MERECÍA TANTO ODIO "LADY OFENDIDA"?




Creo que todos conocemos el caso.

Hace unos días se hizo viral el vídeo de la joven Valery Moraga, en el cual la chica reclamaba a un guardia de seguridad, en edad madura, y a un jovencito trabajador de la empresa McDonalds, usando fuertes palabras. ¿Qué pasó? Pues parece que el guardia había dicho adiós a la muchacha, quien lo interpretó como acoso callejero y, furiosa, decidió hacer una denuncia pública.

Ahora, lo cierto es que nunca podremos saber si el "adiós" del guardia era realmente morboso, o sólo fue la interpretación que le dio Moraga debido a circunstancias externas (ella misma explicó después que estaba pasando por una mala situación personal en el momento del hecho). 

¿Podemos tomar como falta de una persona el hecho de que sus acciones sean entendidas como negativas por otra? ¿En qué punto ponemos la línea divisoria? 

¿Qué tal si a mi vecina le produce malestar el que la vea? ¿Puedo ser declarado culpable por ello cuando cruzo miradas casuales? Y si al entrar a un lugar yo saludo -como lo he hecho desde siempre por norma de cortesía- y alguien lo interpreta como un gesto agresivo, ¿puedo ser denunciado por ello?  Son preguntas que todos tenemos qué hacernos, especialmente hoy en día, cuando se alienta una hipersensibilidad social pavorosa.

Pero, bueno, digamos que Valery tenía razón: El hecho de que el guardia se mire humilde y buena onda no garantiza su inocencia.

Lo cierto es que nunca podremos saber quién dice la verdad en este asunto porque para saberlo hubiera sido necesario estar ahí, en ese momento, pero el vídeo de Valery se da mucho tiempo después.


Sin embargo, he de decirlo: Yo le creo a Valery. 

Sí, le creo que se sintió ofendida por el adiós del guardia. Sí creo en ella porque en nuestro país el acoso callejero es un fastidio constante para las mujeres y una verguenza para los varones que no practicamos esa conducta.

Entonces, ¿qué diablos pasó? ¿Cómo rayos es que todo el mundo ataca a Valery olvidando su denuncia? Creo que es muy simplista decir que somos una sociedad machista y que la atacamos por ser mujer. No, quizás el machismo sí sea un factor, pero creo que hay mucho más en esto.

Creo que la gente ha atacado a Valery porque reflejó lo vulnerable que estamos todos ante todos. Es decir, piénsalo. Si una persona graba un vídeo acerca de mí, o me calumnia en las redes sociales, ¿qué puedo hacer yo para evitarlo? ¿cómo podría limpiar mi nombre si basta sólo la acusación para que mi reputación quede por el suelo? ¿qué pudo hacer el guardia? ¿qué podrías hacer tú?

Valery decidió usar el arma de las redes sociales y, aunque a ella le estalló en la cara, ¿cuántas buenas reputaciones no se han visto manchadas por injustas calumnias? (Lo que no quiere decir, claro está, que la denuncia de Moraga fuera injusta o calumniosa).

A ella le salió el tiro por la culata. En lugar de que la gente la apoyara se volvió motivo de memes, chistes y hasta noticias falsas. La gente le ha escrito para burlarse y se ha generado tanto odio, que no hay forma de explicarlo excepto como una especie de venganza social.

¿Es merecido el odio que se le da? No, definitivamente no. La chica pudo ser más asertiva, sí, pero ¿quién no se ha enojado y estallado sin medirse las palabras? Además, es verdad que no pudo dar ninguna evidencia de lo que pasó pero, ¿cómo iba a poder darla? Lo que pasó en ese estacionamiento de McDonalds sólo lo saben ella y el guardia.

Esto es triste: Le hemos hecho un terrible daño a esas mujeres que también pensaban en denunciar hechos de acoso. ¿Quién querría denunciar un crimen real si el resultado bien podría ser el convertirse en un nuevo meme?

Dicen que Valery incluso ha pensado en el suicidio. Espero que sólo sea otra noticia falsa para darle chile al asunto... ¡Sería triste que una joven perdiera la vida por una estupidez como esta!

De todo este confuso barullo sólo hay una lección que podría sacar y es que las redes sociales son peligrosas e impredecibles. 

La mayoría del tiempo las redes nos mantienen como ovejas de rebaño, pero, en ocasiones especiales, también nos transforman en una manada de lobos crueles, y cuando ello sucede no hay quién lo detenga.

Si eso no te preocupa en nada, bien por ti: 

Esperemos que la próxima manada no se dirija a tu puerta.








martes, 6 de febrero de 2018

"Más Allá de la Fantasía" libro de Juan Centeno #LiteraturaNica



El libro del escritor y cantautor leonés, Juan Centeno, tiene bien puesto el título. Claro, pudo haberse llamado de otra manera. El autor pudo haberle puesto "Cuentos Fantásticos", o "Relatos de Amor y Muerte", o cualquier otro nombre posible.

No obstante, el título te pone a pensar: ¿Exactamente qué es lo que está más allá de la Fantasía? Juan Centeno nos invita a preguntárnoslo , sin embargo la respuesta que él nos da no es la metafísica o la consciencia cuántica, o cualquier cosa New Age.

Juan Centeno nos devuelve a la realidad, pero una realidad ya purificada de su mezquindad, depurada de su horror mediocre, iluminada por el milagro.

Sí, podríamos decir que más allá de la fantasía hay un realismo mágico, una combinación inesperada de sueño y vigilia, y basta leer los cuentos para comprender que se combinan ambos elementos de manera perfecta.

El realismo de Juan Centeno se manifiesta en su prosa fácil de leer y en su narrativa límpida que nos presenta personajes que podríamos encontrarnos en la calle y escenarios fácilmente identificables para la mayoría de los latinoamericanos. Pero de pronto pasa algo, la realidad hace un click y entra a escena un hecho extraordinario -quizás no siempre sobrenatural, pero definitivamente fuera de lo común.

Las historias hablan de la muerte. La muerte en el primer cuento encuentra su reflejo en la muerte del último, haciendo que todo el tomo tenga cierto aire lúgubre. Es inevitable: Casi en cada relato le veremos la cara, o al menos adivinaremos la silueta, del viejo Thanatos.

Y sin embargo, también son cuentos de amor y sexo.

No hay relato en donde no se hable del amor, de la pasión, de la obsesión, del deseo de poseer y ser poseído por ese diablillo burlón que juega con todos, como el Puck de Sueño de una Noche de Verano (incluso el divino Cupido termina siendo un personaje en la obra).

Es un libro increíble y yo incluso he elegido mi propio top 7 de los relatos de Juan Centeno:


Puesto 7: ADEFESIO. Breve relato de un solo párrafo que nos narra el encuentro entre un anciano y una bella dama de compañía.

Puesto 6: VEINTE AÑOS DESPUÉS. Relato maravilloso en el que un doctor se encuentra una tentadora propuesta de parte de una bella joven conocida. Es delicioso el debate ético y el preguntarse: ¿qué hubiera hecho yo?

Puesto 5. EL ÁNGEL QUE CAYÓ EN MI CASA. Bellísimo, en un tono confesional, nos narra las fantasías de un hombre ante una agraciada visitante.

Puesto 4: AMOR POR CORRESPONDENCIA. Un cuento tierno, que me trae recuerdos de mi propia adolescencia.

Puesto 3: FUGA DE SAN JOAQUÍN. Un grupo de reos se distrae de su elaborado plan de escape al colarse en el pabellón de mujeres y descubrir que siempre el amor nos roba la libertad.

Puesto 2: MÁS ALLÁ DE LA FANTASÍA: Primer pieza del libro, escrita en una prosa magistral, con un personaje con el que es fácil identificarse y un final maravilloso pero complejo.

Puesto 1: EL TERCER BOTÓN: Por la técnica, creo que el cuento del puesto 2 es mejor que éste, pero es que la historia que narra me encantó. Un maestro viaja fuera del país y conoce una mujer que trastorna sus sentidos. El amor aflora, escribe algo para ella, luego... No, es mejor que el lector lo descubra. ¡El final es triste y, a la vez, bello!


No puedo más que cerrar este comentario, citando a Luis Alberto Tercero:

"Estamos ante un narrador leonés de lectura obligada".



QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE LEER: